Asociación de Personas con Discapacidad Verdiblanca

Un centenar de trabajadores de Verdiblanca donan 400 kilos de alimentos

Recogidos en diferentes puntos de la provincia, han llegado al comedor social de La Milagrosa

La solidaridad es el mejor regalo que se puede dar y por eso un centenar de trabajadores y trabajadoras de Verdiblanca han realizado una recogida de alimentos no perecederos para donarlos a comedores sociales. Más de 400 kilos han sido capaces de compilar entre diferentes centros de trabajo donde esta organización de personas con discapacidad presta servicios comerciales como el esencial de limpieza, u otros como control de acceso a espacios públicos y aparcamientos o transporte adaptado.

El comedor social La Milagrosa, en la capital almeriense, ha recibido con alegría la donación de alimentos de la plantilla solidaria de Verdiblanca que contribuirá a la atención diaria que realizan las monjas de este centro a las 160 personas a las que dan de comer diariamente. Sor Mari Ángeles Cárdenas es la directora, y explica que “con la pandemia COVID la situación ha empeorado y si antes dábamos de comer a unas 80 personas ahora se ha duplicado la cifra”.

Verdiblanca ha contado con la colaboración de personal voluntario de su organización para recorrer buena parte de los 170 centros de trabajo de una docena de municipios repartidos por la provincia almeriense donde se atiende a medio centenar de clientes como la Universidad de Almería, la Autoridad Portuaria, la Diputación Provincial, el Ayuntamiento de Roquetas de Mar. A las donaciones de sus trabajadores y trabajadoras se han sumado funcionarios de algunos de estos centros que al conocer la iniciativa solidaria han querido también contribuir.

Así es cómo Verdiblanca ha conseguido reunir 400 kilos de alimentos, entre los que había legumbres, pasta, conservas, aceite, comida para bebés y mucha leche, entre otros. El presidente de Verdiblanca, Antonio Sánchez de Amo, se siente muy orgulloso “de comprobar la generosidad de nuestra plantilla, que ha surgido de manera espontánea ante las grandes necesidades actuales; y dado el éxito, más adelante igual lo imitan en las otras provincias donde también prestamos servicios: Granada, Málaga y Sevilla”.

En el comedor La Milagrosa han recibido los alimentos con las máximas medidas de seguridad. “Por desgracia los usuarios ya no pueden entrar al comedor. Ahora les preparamos la comida en envases y las recogen en bolsas, a partir de las 12:30 horas. Les incluimos un plato caliente, un segundo, pan, cubiertos y bebida, y en Navidad dulces y otros productos. Los envases especiales han encarecido el gasto, pero lo importante es que puedan comer cada día”, explica la directora.

Voluntario de Verdiblanca entrega alimentos en La Milagrosa

Voluntario de Verdiblanca entrega alimentos en La Milagrosa

Trabajador de Verdiblanca entrega alimentos solidarios
Trabajadora de Verdiblanca entrega alimentos solidarios
Trabajadora de Verdiblanca entrega alimentos solidarios